.
Home Page
Imágenes, técnicas
Crónicas Periodísticas
Nuestros productos
Nuestros servicios
Eventos
Contáctenos
 

Crónicas periodísticas

Nuevas: Areas naturales protegidas, reclutan lombrices de tierra.
               Error en la Lombricultura, Humus de mala calidad.
               La lombriz tiene un sistema inmunológico perfecto.
               Bulimia y Anorexia, ayuda de la harina de lombriz para su tratamiento.
               La gran empresa regresa a ver a la lombricultura.
               Lombriucultura urbana, lombrices para la ciudad.
               Nutrición de Alto Impacto.

AREAS NATURALES PROTEGIDAS, RECLUTAN LOMBRICES DE TIERRA

Dr. Mario Carrera Silva
Investigador en Lombricultura

En el mundo crece la conciencia de proteger áreas de nuestros suelos, de nuestra naturaleza con su flora y fauna, sus sistemas ecológicos, su medio ambiente integral, contra el mayor depredador, el hombre y fue altamente honroso para nosotros, haber sido llamados por la Comisión Nacional de Areas Naturales Protegidas, Reserva de la Biosfera Sierra La Laguna, en la Baja California Sur, de México, para colaborar en un proyecto fabuloso que abarca esos esfuerzos, coordinado por un joven profesional, experto en Areas Protegidas, Mauricio Acle Aguirre.

Nos explicó sus conceptos: “.....los suelos se han degradado mucho y corre peligro la Reserva, hemos analizado las posibilidades naturales para que a la vez que la protegemos, los habitantes también se beneficien con un programa integral y creemos que la lombricultura es un instrumento adecuado. Nos ayudará a controlar la basura orgánica sacándole provecho, nos proporcionará fertilización orgánica e ingresos adicionales como una nueva actividad, para los agricultores de esta zona, según ustedes sostienen, al detallar la nueva técnica que han desarrollado para obtener humus sólido y líquido, con las lombrices de tierra.”

Apoyado por María del Pilar y Clemente, transportamos el pie de cría de lombriz Roja de California, debidamente embalada y protegida para evitar migración descontrolada, en una camioneta grande tipo Van, durante casi 21 horas por tierra y ferry para atravesar el Mar de Cortés. Llegamos al puerto de La Paz, allí Mauricio Acle nos esperaba en una pick up, debíamos llegar pronto al corazón de la Reserva de la Biosfera, el intenso calor estaba inquietando más a las lombrices.

Cruzamos raudos por La Paz y nos dirigimos a San Antonio, hasta el rancho de la “Güera” (nunca escuché su nombre), allí estaba casi listo el lecho donde sembraríamos las lombrices, carecía de techo y el sol estaba intenso en luz y calor.

Comenzamos refrescándolas con chorros suaves de agua en el interior de la camioneta. Algunas consiguieron escapar y murieron en el piso metálico. Otras pocas lombrices tampoco soportaron el calor de cierto sector de la Van, pero la inmensa mayoría llegó bien.

Paulatinamente, con el apoyo de los habitantes de la región allí reunidos, a las “chicas” las fuimos instalando en el fondo del lecho, protegiéndolas con costales de los rayos del sol. Fue una capacitación sobre la marcha a esta gente que estaba alegre, ávida por atenderlas, por comenzar a trabajar con las lombrices.

Unas recomendaciones para que las lombrices pasen la noche y reciban protegidas al sol del siguiente día, fue lo último de ese primer día en la Reserva.

A las cinco de la tarde terminamos de instalarlas en su nuevo hogar, las lombrices estaban desorientadas, la alta temperatura no les permitía resolver si introducirse en el sustrato o quedarse en la superficie, demoraron, pese al baño que recibieron. Habían pasado casi 30 horas fuera de su vida natural, normal. Respiraban otro oxígeno, sentían otros calores.

Fue un largo, veloz y movido viaje, salimos del altiplano mexiquense, del valle de Toluca, un miércoles a las 12:00 del día, recorrimos aproximadamente 1,500 kms parando solamente para cargar gasolina. Sánduches y refrescos nos acompañaron. A las 02:30 del jueves llegamos a Topolobampo, puerto en el lado Este del Mar de Cortés. Embarcamos a las 03:00, nos enviaron al nivel uno, bajo la superficie del agua. Era un horno para nosotros, las lombrices podían morir.

Subí apresurado las rampas y encontré al Capitán del ferry, un amable italiano; le expliqué que esas “chicas” iban a ser sembradas en la Reserva Protegida de la Baja California Sur y que corrían peligro. Comprendió, paró el ingreso de más vehículos y ordenó que nuestro carro suba al cuarto nivel, a cubierta abierta. Un joven Segundo Oficial, también italiano amable, nos colocó en la puerta de la rampa, para salir primeros.

A las lombrices las dejamos con la luz de cuatro lámparas fluorescentes de pilas, para evitar que salgan de sus embalajes (Un secreto de nuestra experiencia). Al menos se sentía la brisa marina, la Van quedaba apagada, sin aire. Subí preocupado, ya no podría bajar a observarlas. Ojalá corra mucho viento y al sol le oculten nubes, pensé y oré.

Zarpamos con atraso. Desde la cubierta de estribor disfrutamos la hermosa travesía por un mar tranquilo con azules intensos, hasta que vimos el quebrado horizonte de la península.

Cuando el sol comenzó a subir fuimos a la cubierta de babor, para tratar de ver la situación de la camioneta, pero grandes trailers la tapaban. Mi oración era más continua y variada: “Ojalá el casco alto del ferry y los contenedores las protejan del sol”.

A las 11:00 horas del jueves atracábamos, en una auténtica alberca. En efecto, fuimos los primeros en salir y pasar las revisiones. No las quise ver en la Van; me atacaron los temores.

Atendiendo a mi llamado, Mauricio ya nos esperaba. Saludamos con este joven alto bien parecido que también quería salir de inmediato. “Cómo están las chicas” preguntó. “Las veremos allá”, respondí. La Van corrió tras de la pick up, abrazadas por el intenso sol.

Cerca de las 19:00 llegamos al hotel, una alegre sonrisa general era el testimonio que comenzaba una nueva historia de fortalecimiento orgánico a un Area Natural Protegida, deber de una Institución y sueño de un joven, que quieren el desarrollo sustentable de un área con sus suelos, vegetación, ecología, ambiente y la población allí asentada.

Nos urgía un baño con mucha agua, comida y una cama. Al día siguiente, viernes, a las 08:00 en San Antonio iniciaríamos un curso–taller de lombricultura, con una veintena de mujeres y hombres que se responsabilizarían, bajo la dirección de Mauricio, de criar y multiplicar las lombrices, con la nueva técnica mexicana, para obtener el humus líquido como primer beneficio a utilizarse y proyectar el futuro previsto con el humus sólido.

Lombrices de tierra, instrumento natural para ayudar en las Areas Naturales Protegidas, las llevamos e instalamos. Las veremos como ejemplo a seguir, para el mundo.

Días después, Mauricio Acle nos reportó: “... y hay una gran cantidad de lombrices bebés.”

 

Crónicas periodísticas

Nuevas: Entrevista sobre ayuda de la harina para el tratamiento del SIDA
               Bulimia y Anorexia, ayuda de la harina de lombriz para su tratamiento

               Error en la Lombricultura.
               Nutrición de Alto Impacto

LA LOMBRIZ TIENE UN SISTEMA INMUNOLOGICO PERFECTO


Da un clic para ampliar

BULIMIA Y ANOREXIA, TRATAMIENTOS INCOMPLETOS,
SOLUCION POSIBLE

Dr. Mario Carrera Silva
 

La Fundación México Unido, abrió sus páginas uniéndose al clamor para encontrar soluciones, a las situaciones causadas por esta pareja de las denominadas “enfermedades modernas” bulimia y anorexia y transcribió interesantes comentarios. Pruebas físicas realizadas, nos ponen ante una solución posible.

Este tema es seguido con mucho interés en América, por ser recurrente en nuestras sociedades, que buscan modernizarse también es estas dolencias, complicadas por ser multicausales. Muchas páginas se ha escrito sobre el tema y hay una mayoría de ponentes que concuerdan en que el embrión es nervioso, alimentado por una variedad de estimulantes que la agravan en muchos niveles, uno de los que está asustando más, es el incremento de muertes por desnutrición.

Otro punto de acuerdo está, en que las más afectadas son mujeres jóvenes, habiéndose ampliado el problema a niñas y adolescentes que aun no tienen cuerpos maduros o formados, que las obliguen a sacrificios. Ya aparecen estas manifestaciones, también, en jóvenes homosexuales, aparentemente en los denominados, pasivos.

Si hasta antes del año 2000, la desnutrición no había cobrado más allá del 10% de fallecimientos entre anoréxicas y bulímicas, más entre las primeras, cifras de 2004 estiman que se podría estar llegando a casi el 20%. En consecuencia, diremos que parecería que se ha descuidado el tema nutricional, como parte importante de cualquier tratamiento, la mayoría orientados a soluciones de orden psicológico y nervioso.

Evidentemente que cuando vemos el asunto nutricional como parte de un tratamiento, pensamos en la disciplina alimenticia y el buen comer, situaciones no soportadas fácilmente por las personas afectadas con estas auténticas pandemias: bulimia (Mia) o anorexia (Ana), la primera conocida como “hambre de buey” por la desmesura en comer para luego vomitar y la segunda que es carencia de apetito.

Cómo conseguir que estas personas al menos mantengan su fortaleza física, como elemento fundamental para que soporten otros tratamientos?

Los químicos sintéticos formadores de ciertos nutrientes, presentados como vitaminas, no han dado resultados de plazos medianos o largos. Las mezclas de productos naturales buscando complementar buenos elementos nutricionales o vitaminas, tampoco son solución integral.

La lombriz de tierra, animal considerado como el más perfecto, por haber concluido su ciclo evolutivo, que le da características no encontradas en otros animales, como el no enfermarse ni transmitir enfermedades, entre otras, proporciona una gama de elementos nutricionales sorprendentes, por ello instituciones universitarias y científicas aceleran estudios, varias de ellas ya han sacado muestras para consumo y utilización humana. En México el más destacado o publicitado es el Instituto Politécnico Nacional, que ha repartido entre transeúntes del Distrito Federal. Utilización en aves y animales por parte de investigadores privados mexicanos, inicialmente y para consumo humano desde hace pocos años. Experiencias en Brasil, Cuba, Chile tanto para crianza exitosa de animales, como para el consumo de personas.

Esta harina producida exclusivamente con la carne de lombriz Eisenia Foetida, 100% pura, sin mezclas de ninguna naturaleza, contiene entre el 65% y 75% de proteínas; 20 de los 24 aminoácidos con los 10 esenciales y una gama de vitaminas, sales y minerales, con una digestividad del 95%. Una resumida explicación nos orientará mejor: Diez minutos después de ser absorbidos dentro del intestino delgado, los aminoácidos de la harina de lombriz, están en la circulación sanguínea circulando libremente, por tanto el sistema inmunológico del organismo no los reconoce como elementos extraños, al contrario que otras proteínas de origen animal, que son rechazadas por el sistema inmunológico. Los aminoácidos de la harina de lombriz siguen por la ruta sanguínea hasta el hígado, que entrega a otros órganos mezclas debidamente balanceadas, adecuadas a las funciones de los diversos órganos y músculos que fortalecerán.

La alta calidad y elevado porcentaje de proteínas constituye, a esta harina, en un poderoso anabolizante natural, que segura en excelente trabajo de los sistemas y órganos musculares.

Las propiedades de esta harina de lombriz son mucho más amplias, pero resumidamente podemos agregar algunas: Estructura el colágeno, enriqueciendo los tejidos, recuperando los lesionados e inflamados.- Interviene positivamente en el sistema inmunológico.- Retarda el envejecimiento.- Regenera la epidermis y el cabello.- Favorece los procesos de crecimiento y anemias.- Alivia la fatiga mental y física. Estas propiedades son algunas de las que se han determinado en las investigaciones y estudios.

Es oportuno indicar que los estudios de toxicología indican que no se llegó a determinar la DL 50 (dosificación letal media), tampoco peligro por súper dosificación, así como no se expresa ninguna contraindicación por el uso continuo y prolongado de esta harina.

Pero lo que nos preocupa son las posibilidades benéficas que la harina ofrece en tratamientos contra la bulimia y la anorexia. La posibilidad de que quien sufra de cualquiera de estas enfermedades, pueda ingerir bajas cantidades de nutrientes poderosos encapsulados, facilita el uso de los mismos por el organismo, sin que este los rechace o sean evacuados por vómito. Entre uno y dos gramos diarios, será suficiente para observar en corto plazo resultados favorables.

Se ha reportado dos tipos de reacciones de algunas personas, en la primera ingestión de las cápsulas, producto de la diferente asimilación individual: Cierta elevación de la temperatura corporal, y, otra en pocas ocasiones: diarrea ligera. Ambas reacciones desaparecen al primer o segundo día de ingerir las cápsulas.

La Secretaría de Salud de México, ya registra la libre comercialización de la harina de lombriz como suplemento alimenticio y cada vez son muchas las personas que palpan los beneficios de este producto 100% natural y sin mezclas de ninguna naturaleza.

LA GRAN EMPRESA REGRESA A VER A LA LOMBRICULTURA

Dr. Mario Carrera Silva
 

Una gran empresa apuesta a las lombrices de tierra. Los precios de sus productos llaman la atención: Los del humus puro: US$ 200 la tonelada, en el mercado internacional. En el mercado nacional, $1,500 pesos promedio en la planta; entre $5 y $10 el kilo embolsado en el mercado.

Los precios del worm tea o humus líquido, en la planta en US entre US$ 1 y US$ 3 el litro y alrededor de US$ 6 en el mercado.

La carne y harina de lombriz cuesta en el mercado internacional alrededor de US$ 50 FOB. En cápsulas de 1 gr., US$ 0.18.

El criterio de cerrar al manejo empresarial de producir y vender, limpiar y con costos arrojar los residuos sólidos orgánicos RSO (basura), parece que cambiará, en poco tiempo, por lo menos en las empresas productoras de alimentos de origen agrícola o hidropónicos y sus empacadores, quienes ven posibilidades de ingresos económicos adicionales procesando con lombrices los residuos o desechos orgánicos.

Evidentemente que, entre otras, las municipalidades serán beneficiarias, pues habrá menos tiraderos de RSO o lugares de contaminación integral del medio ambiente.

El que será “el más grande invernadero del mundo”, ha dado solución rentable económica y de defensa del medio ambiente a sus RSO, instalando un criadero de lombrices o lombricario, utilizando la que es la mejor técnica para este tipo de procesamiento, con lechos bajo techo, lo que permite optimizar la productividad por tener mejor control de la humedad, Ph y temperatura, un sistema de riego directo y heaters de gas para calentar, a bajo costo, el ambiente en noches frías, como es conocido, el frío afecta a la productividad y reproducción de las lombrices, pues se sumen en una especie de hibernación.

En este proyecto se pretende aprovechar todos lo productos que se puede obtener en la lombricultura, es decir no solamente el humus en sólido, sino también en líquido y en aproximadamente un año directamente a la lombriz como pie de cría , carne y harina, que cada vez tienen más demanda en el mercado mundial.

Se estima que los RSO que pudieron tener un costo alto para deshacerse, en este caso, mediante el procesamiento con las lombrices, dejarán una utilidad de alrededor del 117%.

En este proyecto, el alimento que reciben las lombrices es de los desechos de tomates y sus hojas, que son procesados, para facilitar su ingestión. Para mejorar sus cualidades nutritivas, durante su preparación se mezcla con paja avena o cebada, rastrojo, residuos de hongos e inclusive estiércoles composteados de animales de un zoológico privado cercano: elefantes, rinocerontes, jirafas, etc., o de caballos y bovinos.

En México, con éxito, hay empresas que han dado solución al problema que planteaba el deshacerse de los desechos de café, la cascarilla, y actualmente se la procesa también mediante la lombricultura. Existen plantaciones de frutales que están utilizando a las lombrices de tierra para procesar los desechos que muchos problemas les creaban y están obteniendo su propio fertilizante orgánico. Muchas ganaderías, ranchos porcícolas, criadores de conejos y aves, que con la lombricultura han dado solución rentable a las acumulaciones de estiércoles.

Tenemos conocimiento que una o dos empresas empacadoras de alimentos vegetales, en el Bajío, están iniciando un programa de lombricultura, con el que utilizarían los desechos producto de la limpieza de las legumbres y hortalizas y las que se hayan podrido o afectado.

Actualmente en el mercado nacional y extranjero hay escasez de humus (mal llamado lombricomposta), que es sin discusión el mejor y más completo fertilizante, además orgánico que lleva inclusive antibióticos que mantiene sanos los suelos agrícolas, de jardines y la tierra de macetas. Hay productores que se autoabastecen, es decir que utilizan los desechos que producen y de allí obtienen su propio fertilizante orgánico suficiente para sus campos. Muchos productores que lo comercializan proveen exclusivamente a agricultores.

Nos han preguntado por qué el consumo del humus en el campo ha crecido, sin embargo que se utilizaba como fertilizante los estiércoles de ganado, aves (pollinaza), cerdos (cerdaza), la respuesta es simple, tanto en el campo como en los jardines de las ciudades, los estiércoles han producido verdaderas plagas de distinta naturaleza, desde moscas de variadas especies portadoras de enfermedades contra plantas y humanos, hasta “cara de niño”, “gallina ciega”, “gusano de alambre”, etc.. Las llamadas tierras negras, que son tan peligrosas que no es permitido que niños puedan jugar en o con ellas, al contrario que con el humus, lo podemos tomar con nuestras manos, sin peligro alguno.

La mayor producción de humus por parte de empresas grandes permitiría que el nicho de la ciudades ya no esté descuidado por falta de suficientes cantidades de humus para entregar en almacenes especializados o de autoservicio, por ello es difícil conseguir humus puro de lombriz en todas las grandes ciudades mexicanas, tampoco hay anuncios en la prensa, radio o televisión, que anuncie su venta en presentaciones menores, como los peligrosos químicos sintéticos.

 

LOMBRICULTURA URBANA, LOMBRICES PARA LA CIUDAD

Dr. Mario Carrera Silva

La Corporación Municipal de Pimtri Chinchwad, en el Estado de Maharashtra, en la India; Municipio de Loja y el Municipio de Bolívar en Ecuador; Condados de Dorchester, Berkeley, Charleston, en Carolina del Sur, Estados Unidos; Alcaldía de Charalá en Colombia; Municipalidad de Ciudad Pico, Ciudad de Rosario en Argentina; Ciudad de Tomé en Chile; Niágara en Canadá; Municipio de Teocelo, Veracruz; Capulhuac, Lerma; Comunidad Santiaguito, Texcoco en el Estado de México, México, y así como estos, muchos más, casi todos ellos pequeños e “insignificantes” pueblos y lugares fuera del mapamundi, pero extraordinarios en sabiduría popular y ejemplos para el mundo, cuando resolvieron procesar sus residuos sólidos orgánicos, de manera natural, con lombrices de tierra, en lugar de enterrarlos en rellenos sanitarios o tirarlos al aire libre.

La lombriz de tierra, alabada por Aristóteles, deificada por los Egipcios, 40 años estudiada por Charles Darwin, ha vuelto para ser reconocida como uno de los instrumentos más idóneos para procesar y sacar provecho a los residuos sólidos orgánicos RSO, que están asfixiando al mundo, que están sometiéndolo a la contaminación integral más severa.

La lombricultura, minhocultura, vermiculture, vermicompostaggio o vermicomposteur, va ganando con rapidez lugares preponderantes en los distintos países del mundo, pero ya no únicamente como una actividad auxiliar de la agricultura, no, está avanzando a las ciudades para procesar los RSO de manera definitiva y rentable con la comercialización de los productos obtenidos: humus sólido, humus líquido, carne y harina pura de lombriz, los mejores fertilizantes orgánicos que se conoce y los complementos nutricionales más completos, respectivamente.

Nos da satisfacción ver y oír que a los RSO se la ha dejado de ver como “basura” y se los califica como recursos, es decir “aptos para generar utilidades”, si se les da el tratamiento adecuado, si se deja de tratarlos como enemigos que para matarlos, hay que enterrarlos, cayendo en una trampa mortal de contaminaciones a largos plazos en el suelo, el agua y la atmósfera.

Estos nuevos recursos han estimulado a la creación de nuevas tecnologías para su aprovechamiento urbano, como los criaderos domésticos con botes especiales de basura, gabinetes electrónicos para escuelas, edificios, hospitales, supermercados, mercados, etc.

La dupla RSO+lombriz de tierra nos está brindando múltiples alternativas de uso y beneficio a muy bajo costo, en las ciudades y pueblos. Los municipios bajan costos de recolección, transporte, transferencias y disposición final de los RSO. Utilizan en escalas cada vez menores los rellenos sanitarios o tiraderos de basura, con toda la gama de disminución de previsiones para nuevas ubicaciones y construcciones. Deben crear proyectos para procurar organizar a la ciudadanía para que procesen los RSO en sus lugares de producción, es decir desde los hogares, hasta restaurantes, escuelas, mercados, etc., motivándolos con los beneficios de orden económico que obtendrán, al vender los productos.

Crear proyectos de ayuda social, para que utilizando los RSO que encontrarán en muchos sitios, tengan nuevos sitios de trabajo y/o ingresos económicos adicionales. Capacitar masivamente para la obtención de la harina de lombriz, su encapsulamiento, como excelente elemento para combatir la desnutrición de niños, en sectores de escasos ingresos.

El pequeño Capulhuac, en el Estado de México es un ejemplo vívido, su pueblo disciplinado entrega pasando un día “la basura que se pudre” y los otros días “la que no se pudre”. Todas las 25 toneladas de residuos orgánicos ingresan a compostearse para prepararlos como alimento de las lombrices, aun que con muy rudimentarias técnicas, inclusive e increíblemente los desechos de miles de borregos muertos para la barbacoa. El resultado es un excelente humus, que la Municipalidad lo vende y así cubre necesidades de ese Municipio. Solamente falta una inversión para mejorar la técnica y cubrir ese lombricario, aun pobre hasta plantear mejor su manejo, pero ejemplar para ciudades y pueblos del Valle de Toluca y el País.

La UNESCO, México, preparó un proyecto destinado a un programa social en la ciudad de México, se denominó “Mi trabajo, mi alimento, mi ambiente” en el que se perseguía todos los puntos aquí señalados y más, pero aun está en suspenso, no ha sido implementado, sin embargo que los RSO están ahogando a la Ciudad, pues sus rellenos sanitarios ya debieron ser cerrados y la posibilidad de nuevos, es muy lejana en alternativas y sectores. El proyecto podría utilizarse también en otras áreas urbanas.

La agricultura urbana, como medio para solucionar a bajos costos los problemas de hambre y abastecimiento, tiene como su mejor aliada a la Lombricultura, así lo certifican muchos países, como Canadá, que inclusive ha creado el Ministerio de Agricultura Urbana. Hay intentos para masificar esta agricultura en México pero sin respaldos suficientes, algo se ha conseguido en las periferias, pero podemos y debemos llegar más allá.

Las lombrices de tierra, animales únicos que no se enferman ni transmiten enfermedades, golpean nuestras puertas urbanas para ayudarnos a mejorar nuestros niveles de vida, escuchémoslas y ganaremos.

 

HARINA MARAVILLOSA

Dr. Mario Carrera Silva

  El Instituto Politécnico Nacional de México, sería a nivel mundial, la primera institución científica educativa en reconocer públicamente la gran importancia nutritiva de la harina de lombriz, para uso humano presentándola abiertamente, al organizar una amplia degustación mediante la incorporación de esta harina en galletas, que fueron repartidas en calles y avenidas de la Ciudad de México, según amplias informaciones de la televisión y la prensa nacional y extranjera.

Este espaldarazo científico tiene fundamentos, tanto de investigaciones propias, cuanto de estudios y experiencias realizadas en otros países, especialmente en Brasil, lo que ha permitido que ya muchas personas recurran a esta harina maravillosa, en busca del sistema nutricional natural más completo y equilibrado, como solución a problemas varios y serios de salud, sin embargo de que no tiene ninguna mezcla de otros elementos orgánicos vegetales o animales.

La lombriz de tierra, especialmente las especies adecuadas para la crianza técnica en cautiverio, siendo la más conocida la Eisenia Foetida, cuyo nombre popular es Roja de California o simplemente Roja (Red Worm), o Eisenia Andrei, fue la que sirvió para los estudios realizados durante 40 años por Charles Darwin, quien concluyó que la lombriz es el único animal que terminó su ciclo evolutivo, pues tiene características increíbles que no conocemos en otros animales, siendo la más notable, el que no se enferma ni transmite enfermedades . Es decir, un sistema inmunológico perfecto.

Otras características singulares son: Muy alta capacidad de coagulación, cicatrización, restitución y regeneración de células, tejidos y órganos. Sistema muscular longitudinal y transversal poderoso y perfecto, que le permite desplazarse abriendo galerías en el interior de la tierra. Mantenimiento perfecto de la piel cuya aparente delicadeza es cuidada por una lubricación maravillosa apenas perceptible, lo que inclusive no permite ver señales de envejecimiento , pese a llegar a vivir 16 años. Estas y más características nos transmite como beneficios palpables, a quienes ya consumimos la harina.

Perfecto aparato digestivo que en tan pequeño trayecto, transforma sus alimentos, mediante la biodegradación más completa de la naturaleza, su feca nunca se podrirá más, es humus puro, su olor es a tierra fresca y únicamente lleva mucha vida y fertilidad para el suelo y las plantas.

Las observaciones y experiencias obtenidas, nos llevan a determinar que la única razón para que la lombriz de tierra tenga tal cúmulo de perfecciones, es que su estructura está formada por el más perfecto balance de Proteínas (+- 70%), 20 aminoácidos y todos los 10 esenciales, Vitaminas A, B1, B3, B12, B6, H (Biotina), Complejo B (Colina, Inocitol), D, Sales Minerales Ac. Para Aminobenzoico (PABA), Ac. Pantoteico, Ac. Fólico, Hierro, Selenio, Calcio, Cromo, Fósforo. Por esto se comenzó utilizándola en la crianza intensiva de todo animal y aves, con extraordinarios resultados.

En la actualidad, los resultados de las experiencias prácticas en uso humano de la harina de lombriz no dejan duda de sus beneficios, pero es necesario distinguir muy estrictamente, que no se trata de un medicamento, es un complemento alimenticio magnífico para evitar todo tipo de desnutrición. Que su uso no necesita de grandes cantidades. Gramos.

En las experiencias directas que llevamos en México, nos informan personas que están tomando un gramo diario de la harina de lombriz, los más variados resultados sentidos desde los primeros días, pero somos enfáticos en aclarar que no es un medicamento, que si han sentido mejoras de una serie de problemas de salud, únicamente se debe a que el balance exacto de la gran cantidad de nutrientes, consigue estimular el equilibrio bioquímico de todas sus funciones vitales (cerebral, cardiaca, gastrointestinal, hormonal, sexual, hepática, inmunológica) las mismas que son restituidas o regeneradas, no curadas. Vuelven a su estado normal.

Adicionalmente y como nota muy importante, un informe científico brasileño nos dice: “ En estudios de toxicología animal no fue posible determinar el DL 50 (dosificación letal media), tampoco peligro de excesiva dosificación, tampoco se indica ninguna contraindicación en el uso continuo del producto.”

En fin, la intensificación del estudio sobre las propiedades nutritivas de la harina de lombriz, nos determinarán más beneficio que obtendremos de este maravillo producto que por ser 100% natural, no tiene restricciones para su comercialización y consumo, pues a diferencia de todos los otros organismos animales que consumimos diariamente, que pueden traer virus, infecciones o enfermedades, la lombriz de tierra y su harina, no trae, si fue preparada con la sanidad adecuada.

Quizás sea una solución a futuro cercano, de fácil alcance y económica, para combatir la desnutrición en el mundo, más aun si la materia prima son los residuos orgánicos, que sobran en la tierra y la contaminan. Es sencilla su aplicación en proyectos de lombricultura para apoyo social.

Poco a poco podremos encontrar en el mercado de mayores cantidades de harina de lombriz y a precios menores, conforme se incrementen las empresas productoras, estamos cerca de una que tiene planificado procesar a mediados del próximo año, pero, como la piratería pronto se hará presente, habrá que tomar medidas adecuadas para evitar que nos engañen con malas harinas. Consulte con verdaderos conocedores.

 


NUEVO

Mario Carrera Silva, dedicado a la lombricultura como investigador, maestro, difusor, conferencista, y asesor, bajo su particular criterio de una Nueva Visión de la Lombricultura, que está llegando a muchos lados como un mensaje moderno, nos ha hecho reflexionar en cada uno de los artículos que escribe para periódicos y revistas, sobre la importancia actual de esta forma de procesar la basura orgánica, con lombrices.

Ha tenido problemas con lombricultores tradicionalistas que siguen produciendo lombrihumus con técnicas antiguas no adecuadas, como ha demostrado Carrera.

Para completarla y con los machos por delante, por que espera ataques por parte de lombricultores que no reflexionen, ha publicado un artículo, que lo transcribimos íntegramente, donde puntualiza errores graves que podrían hacer perder credibilidad en la lombricultura o por lo menos en el humus de lombriz, si no se moderniza los procesos y se controla a piratas y falsificadores que ya han aparecido, como aquel que vende en una cadena grande de mercados en México en bolsas de dos kilos, indicando en que es Humus de Lombriz, pero que no tiene pureza ni calidad. O, como un supuesto “humus líquido”, “ el worm tea no es terriblemente apestoso” indica.

Como siempre, Carrera Silva dice que todo lo que el sostiene está fundamentado en investigación y experiencias prácticas, está dispuesto a demostrarlo, si alguien no está de acuerdo..

El artículo de marras es el siguiente:

EL ERROR DE LA LOMBRICULTURA,
HUMUS DE MALA CALIDAD

Dr. Mario Carrera Silva
www.humussell.com.mx

Constantes consultas sobre la calidad del humus de lombriz, mal llamado “lombricomposta”, me orillan a tocar más abiertamente este tema toral.

La lombricultura o crianza intensiva de lombrices de tierra, está avanzando a grandes pasos y esto es debido a las urgencias actuales de tratar orgánicamente, entre otras razones, de:
- Detener la degradación y desertificación de los suelos, por el descontrolado uso de fertilizantes y plaguicidas, elaborados con químicos sintéticos.
- Recuperar y enriquecer suelos para mejorar la producción y productividad agrícola.
- Defender el medio ambiente y ecosistemas de los daños causados por las cada vez mayores acumulaciones de residuos orgánicos.

Pero muy poco se ha hecho para mejorar las técnicas de crianza, menos aun para difundirlas.
Con mucho gusto veo que nuestra “Nueva Visión de Lombricultura” pregonada sin egoísmos ni celo desde los 97 y 98, se está extendiendo, honestos lombricultores aceptan frontalmente los errores en la técnicas antiguas de crianza en canteros, en hoyos, a la intemperie, con alimento mezclado con tierra, cubriéndolos con paja, etc., etc

Sin embargo, hay una gran mayoría que mantienen esas técnicas obsoletas y pese a sus buenas intenciones de producción, han perdido la capacidad de observación o sentido común y no captan que muchos clientes han dejado de comprar su lombrihumus y lo que es peor, conociendo los problemas de los fertilizantes sintéticos, como solución vuelven a ellos o se engañan con el uso menor de antiguas compostas, poniendo en peligro la denominada “producción vegetal orgánica”.

La mayor parte de personas que se dedican a ciertas actividades, las ejecutan sin pensar o reflexionar si está bien o mal, simplemente “como así se hace desde siempre, está bien hecho” y este grave error se repite en la lombricultura y lo vemos en libros, en el internet o en videos de venta de técnicas. Cuántos con espíritu investigativo nos hemos parado frente a un cantero o cama de lombrices a la intemperie, a hacer reflexiones simples y sacar conclusiones de los procesos? Cuántas reuniones internacionales sobre lombricultura han soslayado toda mejora técnica, por juntar gente solamente por mercantilismo?. Estos problemas no son patrimonio mexicano, es general.

Me causa profunda inquietud la posibilidad que, estando en pleno auge de credibilidad de los maravillosos resultados que nos da la lombriz con su trabajo en cautiverio, pueda perderse esa credibilidad por continuar con malas técnicas de crianza, que implican malos productos. Los perdedores no serán solamente los lombricultores, sino la humanidad en general, por que tengo la plena seguridad que en pocos años más la utilización intensiva del humus de calidad en el campo y las urbes, generará más y mejor vida, por que vida es un suelo fértil que transmite esa vida a las plantas que consumiremos y recibiremos su vida, rica, nutritiva. Sin olvidar que el consumo de la harina de lombriz como complemento alimenticio, dará amplios beneficios vitales y evitará la desnutrición en todos los niveles, a muy bajos costos.

Para confirmar mis preocupaciones y afirmar que la obsolescencia técnica de los canteros y crianza a cielo abierto de las lombrices da resultados negativos, a mis amigos lombricultores o no, les invito a reflexionar y contestar tres preguntas, con simple sentido común :

- Qué sucede si caen aguaceros o lluvias continuas sobre un cantero a la intemperie?

Da solamente cuatro respuestas.

- Qué sucede si el cantero está expuesto al sol y viento?

Da únicamente tres respuestas.

- Qué sucede si pusiste el cantero bajo árboles o plantas medianas?

Piensa en solo tres respuestas.

Te diré, mediante comparación, una de las varias respuestas a la primera pregunta: Si metes una bolsita de té, en varias tasas de agua, verás que el agua se hará obscura en la primera tasa y se aclarará conforme pasas la bolsita a otras, hasta que ya no pintará nada; sin embargo, en la bolsa quedará el polvo del té, pero sin sus cualidades, un bagazo, una estopa. Si el humus de un cantero recibe mucha agua lluvia, por lógica irá perdiendo mucho de sus nutrientes que serán absorbidos por el suelo en el que se riegue o correrá a otros lados, así ese humus quedará solo en materia poco útil. Entonces oirás comentarios del humus: “Si, es más o menos bueno”, pero no dirán “Es el mejor fertilizante orgánico del mundo”.

Si contestas sincera y correctamente esas preguntas, aflorarán en tu cabeza nuevas interrogantes y verás la necesidad de cambiar, de mejorar la técnica de crianza, para mejorar tu producción y optimizar tu productividad. Como ya lo están haciendo otros.

Son muchas las experiencias que hemos testimoniado, sobre los problemas que están creando los errores de la mala técnica de crianza de la lombriz de tierra. Como ejemplo real les comento:

Con magnífico criterio el Gobierno de un Estado, por varios años ha comprado humus, para entregar este abono como ayuda a pequeños agricultores; lamentablemente la búsqueda del precio más bajo y la falta de un estricto control de calidad, ha hecho que esas entregas gratuitas sean cada vez menos solicitadas, por que ese humus no da los resultados apetecidos por esos agricultores “beneficiados”, pues la mala calidad del abono, no mejoró la cantidad, menos aun la calidad de las cosechas.

Señalemos que también hubo error de la Secretaría de Agricultura, al no exigir análisis de suelos, por que debemos recordar que el humus, por excelente que sea su calidad, tampoco es solucionador milagroso de carencias o problemas severos de ciertos suelos, para lo que hay otras soluciones orgánicas.

No perdamos de vista que la lombricultura es el mejor instrumento para procesar los desechos orgánicos, con altos réditos, SIEMPRE Y CUANDO LA MANEJEMOS ADECUADAMENTE. Siempre y cuando demos a la lombriz el respeto y cuidado que damos los otros animales. Sin olvidar que si lo hacemos por negocio, es como todos los negocios: debes atenderlo bien y aprender sobre mercados y mercadeo. O, si se la toma como apoyo para programas sociales, debes capacitar bien a quienes se beneficiarán. Si se la utilizará como instrumento de defensa ambiental urbana, los municipios deberán hacer programas consistentes, para también beneficiarse económicamente.

Finalmente estimo, que será imperioso que autoridades de Defensa del Consumidor, vigilen a gente inescrupulosa que ya está ofreciendo en el mercado, humus mezclado con tierra simple, humus de pésima calidad. Será oportuno que los usuarios del mejor fertilizante orgánico, el humus, aprendan a conocer y diferenciar un humus de calidad, que además tengan elementos referenciales de esa calidad, debidamente avalados por dichas autoridades.

NUEVO

NUTRICION DE ALTO IMPACTO

Dr. Mario Carrera Silva
www.humussell.com.mx

Muchos años nos hemos demorado en regresar a la naturaleza, buscando elementos que de manera “natural” nos concedan productos que solucionen muchos o varios de los problemas graves, que químicos sintéticos nos están generando:
•  Nos pasa aún con los fertilizantes sintéticos ganadores de la mal llamada Revolución Verde, cuya factura estamos pagando con desertificación diaria de grandes extensiones de suelos, hasta daños irreversibles al organismo humano.
•  O, con el consumo de nutrientes químicos con los que reaccionan engañosamente nuestros cuerpos y formamos esculturas de papel a la intemperie.

La desesperanza por no encontrar solución definitiva, con sistemas tradicionales de destrucción a los desechos sólidos orgánicos (basura orgánica) y ver que nos están ganando creciendo día a día y contaminando todo el medio ambiente, ha hecho que conciente e inconscientemente cada vez más personas y países hayan encontrado en la historia a la Lombricultura, la practiquen e impulsen.

Lombricultura??. Si, la crianza intensiva, en cautiverio, de ciertos tipos de lombrices, las mismas que han demostrado ser el mejor instrumento para procesar o transformar los desechos orgánicos, con alta rentabilidad de beneficio a la humanidad y a la economía de las personas. El resultado de ese proceso o transformación, son principalmente dos productos: el Humus o mejor fertilizante orgánico del mundo, y, la Harina de Lombriz excelente complemento o suplemento alimenticio y de este último nos ocuparemos en esta ocasión.

En varios países, especialmente de Sudamérica, en la década entre los ochenta y noventa, cuando la Lombricultura ya era tomada con seriedad, aparecieron investigadores naturales con poca preparación académica y determinaron que las gallinas que comían más lombrices de tierra, estaban en mejores condiciones que aquellas que no las ingerían. Pero también observaron, que esas aves no comían lombrices muertas, al igual que los pájaros, en consecuencia había que encontrar el problema y dar la solución, en sus “laboratorios” de gallineros.

El líquido celomático que contaminaba la carne al morir la lombriz y la hacía nada apetitosa, fue el problema y dos, las soluciones: La separación del intensamente amarillo líquido al momento de la muerte, y, el secamiento de la carne para poder guardarla.

(Borré 27, renglones de historia, para entrar en materia)

En Brasil, Ecuador, Cuba se han efectuado serios e importantes análisis e investigaciones sobre la Harina de Lombriz, como complemento alimenticio animal y humano. Cuando llegaron a mis manos un par de ellos, no pude más que sorprenderme y entrar en la creciente legión de consumidores de esta harina maravillosa, tratar de difundirla e invitar a más personas a utilizarla en México y países a los que llega mi voz.

Mejoré las prácticas elementales de producción y conjuntamente con La Nueva Visión de Lombricultura que divulgo, insisto en el uso de la Harina de Lombriz, por que en su estado de pureza contiene, resumidamente: Proteínas en un porcentaje muy elevado, del 65% al 75%.- 20 de los 24 Aminoácidos y todos los 9 Aminoácidos Esenciales.- Vitaminas A, todas las Vitaminas del grupo B especialmente, y Sales Minerales.

En síntesis apretada diremos en lenguaje sencillo, que:
Las Proteínas: son el componente imprescindible de todas las células del organismo, constituyéndose en la porción más grande del peso corporal. Ellas forman los músculos, ligamentos, tendones y órganos, siendo esenciales en el crecimiento de los huesos.
Los Aminoácidos: Conociendo y comprendiendo la importancia de las proteínas para nuestra vida, entenderemos lo esenciales que son los aminoácidos por su desempeño en las funciones biológicas de nuestro organismo, principalmente la formación y regeneración de tejidos, la síntesis de las enzimas, la formación de anticuerpos y hormonas.
La vitamina A (Retinol/Caroteno): Es fundamental en el funcionamiento y desarrollo de todos los tejidos, incluyendo de los huesos. Tiene impacto en nuestra vista y sistema respiratorio. Se dice que previene el cáncer.
Las Vitaminas B1, B3, B12, B6, Complejos B Colina/Inocitol, B15, Biotina: Cada una cumple funciones diferentes pero de importancia trascendental. La descripción es larga.
Acidos Fólico, Lipoico, Pantoténico, Para Aminobenzoico
Sales Minerales, Hierro, Selenio, Cromo, Calcio, Fósforo

En fin, parecería difícil imaginarse que un solo ser, tan aparentemente simple, pueda tener una carga tan importante de nutrimentos y es que no se queda solamente ahí. El señor Charles Darwin estimó que la lombriz de tierra, posiblemente, es el único animal que terminó su ciclo evolutivo, pues tiene características que no se encuentran en otros animales, una de estas es, que no se enferma ni transmite enfermedades, lo que indica que tiene un sistema inmunológico extraordinario.

Así, este “insignificante” animalito, nos demuestra que está formado con el más perfecto y completo balance natural de nutrientes indispensables para los humanos. Para consumir su harina, no se necesita combinar, mezclar ni agregar absolutamente nada y por ser tan natural, no tiene ningún tipo de contraindicaciones por posibilidades toxicológicas o por cantidades o consumo continuado.

Brevemente descritas las cualidades nutritivas de la Harina de Lombriz, abre horizontes inimaginados, conforme nos vayamos acostumbrando a aceptar la ayuda de este pequeño animal, conforme lo veamos con naturalidad, sin ascos ni recelos. Creyendo en él. Respetándolo.

Así encontraremos el complemento alimenticio completo de un solo donante, que nos ayudará a:

•  Fortalecer y fortificar nuestros sistemas musculares y los órganos
•  Estimular por equilibrio bioquímico las funciones vitales
•  Aliviar nuestras fatigas mentales y físicas
•  Mantener bien nuestro sistema inmunológico (un estudio mayor podría traer sorpresas)
•  Combatir las desnutriciones producto de bulimias o anorexias, de pobreza o deficiencias
•  Enriquecer, recuperar, regenerar nuestros tejidos de epidermis y pelo, lesionados o inflamados
•  Retardar el envejecimiento precoz
•  Aumentar la actividad cerebral
•  Intervenir favorablemente en los procesos de crecimiento y anemias
•  Ayudar en tratamientos de control de peso

En efecto, la nutrición que encontramos en la lombriz de tierra criada en cautiverio, es de alto impacto, los laboratorios y las experiencias vividas por decenas de personas nos lo demuestran. Instituciones de elevado nivel científico, de gran trayectoria, lo ratifican, sin embargo y encaminándome al campo social, tengo una espina muy clavada: No justifico razones simplistas para que Instituciones de las Naciones Unidas, como la FAO, a la cual he puesto en conocimiento de los enormes beneficios nutricionales de la Harina de Lombriz, para niños que en todo el mundo y especialmente en Africa, se pueda por lo menos disminuir el crimen de la desnutrición, teniendo como materia prima “basura orgánica” que allá también sobra, procesándola con lombrices en cautiverio y capacitándoles para que ellos elaboren su harina. Tampoco justifico a la UNESCO para la cual elaboré un proyecto que está en algún archivo. Estas Instituciones me han manifestado: “ No desconocemos esos beneficios, pero no ofrecemos proyectos por que no es nuestra política ofrecer, si nos piden y nos pagan, les entregaremos estas técnicas”. Cómo pueden pedir si no conocen?.

No perdamos el paso de regreso a la naturaleza para dar solución de largo tiempo, a problemas de nuestra naturaleza. En este caso la Lombricultura practicada con una nueva visión, nos ha conducido a bastos campos de mejoramiento de suelos, de alimentos, de medio ambiente y corporales.

La información que aquí he depositado se deriva de la investigación por lectura de varias fuentes de consulta editorial y electrónica, así como de prácticas dirigidas, observaciones e información solicitada.

Derechos Reservados.

 

EL CANTO DE LA LOMBRIZ

Dr. Mario Carrera Silva

El canto de la lombriz de tierra, no es peculiar. Al canto de la lombriz lo tienes que comparar.

Es un himno en sonsonete muy quedo, tanto, que para escucharlo debes silenciar el entorno, abrir los oídos, llenar el cerebro y depositarlo en el alma.

Varias veces lo escuché hasta determinar el con quién o el con qué se parecía. Clausurando los ojos y con el canto en las orejas, reclinado en algún lecho de lombrices, recorrí los caminos que anduve, en ciudades y montañas, en océanos y ríos, en trigales y forestas.

La dulzura del ligero sonsonete me llevaba más y más allá y traía a los que en los caminos fueron compañía, caminé con mis hermanos y mamá a la iglesia muy temprano, con frío. Con Jaime, Rodrigo, César, Marcelo y tantos, corriendo en los patios de la escuela. Mi mamá, mis hermanos, divorcio, vacaciones en campos, bosques, ríos.

El hermano Carlos, el Negro, el hermano Félix, el Sr. Espín y muchos con el pizarrón del bachillerato a la espalda. Con todos volví a caminar caminos que anduve, escuchando sones para muchas danzas.

Universidad, los pobres, las protestas, golpes, muertos, campos, más universidad, océanos, ríos, son parte de aquellos caminos, largos caminos, sin cantos de la lombriz, con armonías de vientos fríos de nevados, de aires calientes de playas, de mares, de lluvias y hojas, de cascadas y remansos.

Sigo en la búsqueda de similitudes del canto quedo de la lombriz, otro día reclinado sobre sus lechos, con los ojos cerrados y el interior abierto al sonsonete y a los recuerdos.

Hijos, amor, profesión, horizontes cercanos y lejanos, cumbres, soles, soles, lunas, inclemente abismo, lunas, soles. Una vida como muchas.

Volví a las forestas, internado entre bosques de pinos y araucarias, eucaliptos y abedules, palmeras y guayacanes, llorones y aguacates, capulines y naranjos y todos cantaban un sonsonete similar al de la lombriz, cuando recibían las gotas de las lluvias suaves y pertinaces. Allí estaba el son repetitivo y dulce, es uno de los cantos de la naturaleza. Al deambular esos suelos debió grabarse la lombriz esos sonidos, frágiles, tímidos... su canto.

Me involucré con ellas, las lombrices de tierra. Aprendí observarlas, a encontrar las razones para que un tal Darwin Charles, las haya estimado los animales, quizás, más perfectos de la tierra por sus características singulares: No se enferman ni transmiten enfermedades; entre otras. Tal vez por que serían lo únicos que concluyeron su ciclo evolutivo. Posiblemente por transformar la muerte en vida. Quizás por ser las únicas que hacen crecer la tierra. Es cierto, carecen de ojos de oídos, de nariz, como los nuestros, pero “ven, oyen, se comunican, sienten” como nosotros.

La pequeña lombriz, con su trabajo y sus productos “solamente”: oxigena la tierra, fertiliza el suelo, recupera los suelos dañados por los químicos sintéticos, fortalece las plantas y todo vegetal, evita contaminaciones del suelo, agua y aire por elementos orgánicos en descomposición, retiene agua, ahorra agua. Como ninguno, con su cuerpo ofrece nutrición completa para humanos y animales. Y ella cree que no hace mucho.

Tal vez es la más grande de la creación y casi no se la escucha cuando trabaja y canta su sonsonete, que no es peculiar y si lo escuchas con los ojos cerrados, caminarás caminos que anduviste.

 

Lombricultura 21 S.A. de C.V. México
Metepec, Estado de México, México
Tel. / Fax: (52) 722 271 1919
Contáctenos

Lombricultura 21 S.A. Ecuador
Tel. 005932 2232299 Cel local 087037394 Internacional 005938 7037394

Copyright Lombricultura 21 © 2004 | Todos los derechos reservados
 

 
¡Lo mejor del mundo al alcance de tú mano! No esperes más